domingo, 25 de marzo de 2007

Gravitación

Víbora
deporte línea alerta
hablas
mascullas autobús experimental
de asientos estúpidos
escribir
lo que se venga a la cabeza
de ancestro perdido
de poema en salsa
de pendejadas
me explota el nervio computacional
qué putos los comentarios de mis poemas
qué putos todos los que me hablan
es que uno no se enamora
ni de caballos ni de animales alados
uno se enamora del ojo
de ese ojo de elefante tonto
tontote
ah, qué puta me he vuelto



deporte línea alerta
trenes y micro partículas
de una noche de central
me vale madres el metro
los zapatos azules
la cara del anhelo
estoy detenida
disuelta en las notas eléctricas
que también las luces extienden
desorbitadas en la música de los autos

me fijo en las paradojas de los letreros
de esta ciudad desierta que nunca me ha caído bien
me gusta su música estúpida
e inserto
en los edificios horribles
la sombra espectral de mi deseo
mi palabra tibia que detiene
lo que en mi cabeza
no encuentra un lugar apropiado
para quejarme o regocijarme
en todas esas cositas
que como fluvial
destrozan lo que alcanzo
con mi mezquino raciocinio


ah, qué puta me he vuelto
en el mal sentido del término
en la terminación nerviosa de
lo desconocido
en la música de alerta
en la culerez del clima
tengo unas amigas
¿las tengo?
están vestidas con sus zapatos azules
y en el metro
cómo duelen las noches
en que no te acuerdas
de todo lo bueno que nunca eres capaz de escribir. Dile a mi madre que se vaya a la mierda. A la poesía que ya no la quiero. Dile a mi revista que reviente e implote o no, y a mis maestros que soy profundamente infeliz. Hoy es un día suave. Uno de esos donde la cabeza se limpia sola, donde le dices esas cosas pequeñitas y sosas. Es domingo. Tengo. Tengo que hacer. Que ir. Que leer. Que escribir. Tengo que razonar y aplastar mi podrido corazón contra el concreto.

4 comentarios:

Gilmar Ayala dijo...

Nace un arado cincélico en mi dermis con dos (con mucho más que dos) imágenes que están en "Gravitación": Hoy es un día suave. Uno de esos donde la cabeza se limpia sola, donde le dices esas cosas pequeñitas y sosas. Es domingo. Tengo. Tengo que hacer. Que ir. Que leer. Que escribir. Tengo que razonar y aplastar mi podrido corazón contra el concreto. Todos -en algún momento de nuestras vida y para bien de ellas- tenemos los purificadores días suaves...

Adrián Santuario dijo...

Meditaciòn Gravitatoria

Si dos cuerpos se acercan con una Fuerza directaente proporcional al producto de sus masas e inversamente proporciona al cuadrado de sus distancias,entonces: ¿Por què con recelo de mi te alejas?

Hipster dijo...

¿Por qué pensamos que la infeliicidad es propiedad exclusiva nuestra? Tal vez la infelicidad sea el único "bien" público que ha habído en la historia del ser humano, al alcance de todos y cada uno de nosotros: es gratis.Ah esos fantasmas que nos persiguen...dejalos que dancen pero no les creas.Eso trato de hacer yo y a veces funciona...momentaneamente.

Te mando un saludo Ingrid.

Ingrid Solana dijo...

Hola Adrián, hola Hipster: perdón, NO HABÍA VISTO SUS COMENTARIOS!! A uno se le olvida que antes de un post, hay otro y así sucesivamente.
Gracias por sus comentarios.
Adrián Santuario: es cierto las fuerzas, las masas, el movimiento, el espacio. La pregunta no la comprendo en su totalidad.
Hipster: es cierto, ¿qué sería de la literatura sin la infelicidad? Qué bueno, que visitas, un abrazo, nos vemos por ahí